Osteopatía para músicos y bailarines

Osteopatía para músicos y bailarines

La música puede ser considerada como un deporte, en muchas ocasiones la exigencia física es muy alta. Hay personas que lo ejercen como medio de vida y otras como hobby. La intensidad y la pasión con la que se vive el instrumento hacen que muchas veces adoptemos una mala técnica y despistemos la postura.

Cada artista es diferente al resto, con sus particularidades, virtudes y carencias a la hora de interpretar. Detrás de cada instrumento hay una biomecánica propia (técnica), una postura y una musculatura predominante (en ocasiones este desequilibrio en las cadenas musculares nos lleva a la lesión).

En las artes escénicas hay muchos factores que nos llevan a padecer fragilidad en alguna parte de nuestro cuerpo, un claro ejemplo es cuando durante varias horas al día realizamos miles de movimientos similares. En estos casos desarrollamos una cadena muscular fuerte pero también lesiva, debido a que desarrollamos ciertos músculos en exceso, provocamos un gran desorden en las tensiones que sufren las fibras musculares. Al fin y al cabo se crean músculos cortos y potentes que provocan tensión y estrés en los músculos menos entrenados.

Los músicos suelen sufrir dolencias a lo largo de su carrera, se realizan movimientos repetitivos constantemente. La similitud de los movimientos y su alto número de repeticiones pueden producir desequilibrios, perturbando la biomecánica de movimiento y la postura.

Los bailarines pueden referir muchos dolores, las posiciones mantenidas durante horas, ejercicios de repetición con alta dificultad en su ejecución, las acrobacias, la explosividad de los movimientos en la ejecución de saltos y la recepción de los mismos ponen a prueba musculatura y articulaciones.

¿En qué puede ayudar la osteopatía?

La osteopatía es un instrumento terapéutico  muy efectivo al que los profesionales de las artes escénicas recurren cada vez con más frecuencia, influye saludablemente en la postura del bailarín y el músico. Puede reposicionar articulaciones bloqueadas, se encarga de facilitar la vascularización (orgánica, articular, muscular, …) para favorecer la recuperación y sanación de los tejidos, trabaja musculatura y organiza la fluidez, deslizamiento y bloqueo de la fascia muscular.

Lesiones más frecuentes en músicos

A continuación enumeramos algunas de las lesiones más frecuente en músicos según el instrumento:

  • Instrumentos de cuerda: Túnel carpiano, neuralgia cervicobraquial, parestesias (hormigueos), problemas de hombro, tendinitis manguito de los rotadores, dolor de ATM por desplazamiento de la mandíbula (sobre todo en violinistas), epicondilitis, sobrecargas musculares, dolor de muñeca por desorden y desplazamiento en los huesos del carpo.
  • Instrumentos de percusión: dolor de coxis, problemas de hombro, atrapamiento de nervios, síndrome del túnel carpiano, epicondilitis, epitrocleítis, …
  • Instrumentos de viento: Disfunción y desplazamiento de la Articulación Temporomandibular, dificultades respiratorias, falta de aliento, bloqueo torácico, dolor de manos y dedos, dolor de cabeza.

Piano: dolores de columna vertebral, cansancio en los antebrazos y manos, dolor de coxis, lumbociática, bloqueo lumbar.

La osteopatía en bailarines

Los bailarines utilizan su cuerpo para expresar y transmitir emociones a través de sus movimientos, la exigencia técnica y física puede llegar a provocar lesiones en algún momento de su trayectoria profesional.

En el mundo de las artes escénicas hay gran variedad de disciplinas, cada una con estilos y características propias, los diferentes movimientos tales como torsiones, puesta en tensión de ciertos grupos musculares, movimientos explosivos y la utilización de las diferentes partes del cuerpo como expresión corporal nos pueden llevar a desestabilizar nuestros sistema músculo esquelético.

La osteopatía puede ser el instrumento de tratamiento para solucionar las lesiones de este grupo de profesionales, el índice lesivo de estas disciplinas en el mundo artístico puede ser muy alto. Las lesiones más habituales afectan a las articulaciones de la cadera, rodilla y hombro, por sus movimientos extremos y repetitivos, las lesiones musculares cómo elongaciones y roturas fibrilares, las distensiones ligamentosas, la hiperextensión y torsiones articulares pueden dañar meniscos y otros componentes articulares, como el labrum en la cadera y hombro. El osteópata formado en las técnicas de reposicionamiento articular puede ser de gran ayuda para devolver la estabilidad articular al bailarín, sin olvidar que la osteopatía es una terapia holística y entiende el cuerpo humano desde un punto de vista global.

Para más información puedes contactar con Paco Cara osteópata y fisioterapeuta especializado en el tratamiento de las personas que utilizan su cuerpo cómo medio de vida.

Paco Cara
Fisioterapeuta y Osteópata. Nº col. 886



WhatsApp chat